Planes 10


RAÍCES – (TALAVERA DE LA REINA)

 

critica

Cuando te propones ir hasta Talavera de la Reina para probar una cocina, para degustar y visitar un restaurante, sin duda ya no se convierte en un placer, y se convierte en un sueño. Este local, por si no lo sabéis es el reciente Restaurante que ha montado Carlos Maldonado, ganador de Masterchef 3, y sin duda, ya no es por este detalle, ya que te puede gustar mas o menos un programa de televisión, pero es que a Carlos se le nota un pasión, una vocación innata por todo lo que hace y además, una destreza y una calidad en sus manos propia de grandes genios de la cocina. A esto lo unimos que es un chico cariñoso, atento, normal, pero sobre todo humilde, tan humilde que te sirve él sus propios platos, te los explica, se echa fotos contigo, bromea, se ríe, comenta, se sienta contigo. Sinceramente, una persona de las que ya quedan pocas, de las que tienen esa “estrella” que se le ve en el brillo de los ojos, y que se lo ha ganado a pulso, que no ha parado de luchar y que por fin, tiene su restaurante, y lo que ahora os vamos a narrar, es una experiencia gastronómica que de verdad, debéis probar cuando podáis. Para nosotros, hasta la fecha, lo mejor de lo mejor. un auténtico lujo, una auténtica sensación plato tras plato. Alucinante.

img_20171217_144029

Detalle de la fachada: Una entrada super chula, muy sencilla, con tonos a cobre, con ese cartel y el nombre de nuestro querido chef.

img_20171217_144653

Detalle del interior: Un local muy pequeñito, pero con muchísimo encanto. Una cocina vista, dónde podemos ver las elaboraciones en cada momento, un aspecto urbano, con chapas metálicas, con tuberías vistas, pero a la vez con toques modernos, como las cadenas, las luces, cada una de una forma distinta. Además, si nos fijamos, muchas de las lámparas son ruedas de bici. Realmente brutal.

img_20171217_144836

Detalle servicio: No solemos realizar fotos a este lugar, pero sin duda nos pareció tan bonito, tan original y tan elegante, que aquí os dejo la prueba.

img_20171217_144843

Detalle del servicio parte frontal: Como vemos, los detalles ciclistas están muy presentes, y vemos media bici colgada encima del aseo. Realmente muy original y muy chulo.

img_20171217_145126

Detalle del Menú degustación (Largo): Como vemos, la experiencia está dividida en cuatro estaciones, que pasan desde una zona tradicional, dónde se notan los toques de la tierra, de antaño pero en una versión diferente, con ese toque actual, una zona street, dónde buscamos nuestro lado más callejero, comiendo con las manos, productos muy auténticos, bocados diferentes, con construcciones sorprendentes. Una zona esencia, dónde llegamos a los platos más base, más contrastados, más de mesa, pero con una creación que como veréis es sobrenatural y terminamos con la zona dulce, que siempre enamora a cualquiera. Empezamos el show.

img_20171217_145344

Cremoso de sesos con tamarindo: Partiendo de la base que no nos gustan los sesos, ni su textura, ni su forma, ni su sabor, no os podéis imaginar como dejemos el recipiente, y sí, estaba totalmente vacío. El cremoso está suave, está delicioso, con un sabor que no sabríamos describir, pero que al combinar con un pan de pueblo, firme, crujiente, cremoso, y con el toque del tamarindo y el aceite de oliva, sinceramente, nos parece un entrante excelente, diferente, original, y que nos encantó. Quién nos iba a contar a nosotros que comeríamos sesos. Pues sí, muy muy bueno.

img_20171217_150055

Legumbre diaria: Tenéis que vivir la sensación de degustar este plato. Un tipo de alubia, marcada, característica, con cresta de gallo, con chile, con ese toque tradicional, de cocina casera, de horas y horas de cocción, de verduras frescas, de sabor arraigado a la tierra, de potencia, de cuerpo, de sabor, con un chorizo es su expresión más perfecta. Ni los que cocina mi madre están tan buenos, de verdad, os lo juramos. No entendemos como llegó a cuadrar ese sabor tan característico, tan sobrecogedor, y nos faltó pan para mojar y mojar. Estaba de rechupete.

img_20171217_151223

Croquetas de ropa vieja: Sabemos que la ropa vieja es la carne que se desmenuza del cocido, un plato muy tradicional que también requiere de amor y mucha dedicación para que el sabor llegue a ese punto tan tradicional, tan sincero, tan directo. Pues, nuestro querido Carlos lo ha hecho en croqueta, y os podéis imaginar el sabor que tienen. No es para comerse dos, ni tres ni cuatro, es para dejar bandejas y bandejas de este manjar. El interior estaba tan meloso que se esparcía, que se deshacía por el paladar, dejando un intenso sabor a carne bien marcada, bien cocida, con todo el sabor a ese cocido toledano, con esas raíces, que salen cada vez más en cada toque. La textura externa de la croqueta es bestial, suave, crujiente, pero sobre todo delicada, que provoca que el sabor penetre bien en nuestro interior. Las huevas superiores, y la suave salsa, que la acompaña, de setas, es sencillamente sobresaliente. Un bocado lleno de ingenio, pero sobre todo de un sabor indescriptible.

img_20171217_152334

Jurel en salazón con ajo blanco de lechuga y encurtidos. Pez de cola amarilla, perfectamente marinado y perfectamente sazonado con un sabor que nos dejó sin palabras. El ajo blando de lechuga es soberbio, deja esa sensación a lechuga, que te sorprende, que te maravilla, y que genialmente combina a la perfección con ese jurel que está tan bien marcado. Los delicados encurtidos, dan ese toque especial al plato, con una textura distinta, diferente, sorprendente. El bocado es tremendo. Queremos más, increíble.

img_20171217_153035

Bocado de vaca madurada 72 días: Creemos que una foto vale más que mil palabras y el plato habla por sí solo. Las dos texturas en mostaza antigua y de dijon, y el sabor de la vaca, es indefinible. No habíamos notado algo tan suave, con tanto sabor, y con una textura tan armoniosamente inverosímil y excelente en muchos años. Cuando te introduces este trozo de vaca, en su textura, en su sabor, en su forma de presentación, desaparece de tu boca, no se encuentra, se esfuma, de lo tierna, de lo sabrosa, de la calidad que tiene. Creo que hay pocos detalles tan realmente dificiles de explicar como éste. Sin palabras.

img_20171217_153126

Detalle de los cubiertos: Como vemos, nos encantaban hasta los cubiertos. Son muy muy bonitos y os iremos mostrando más que nos iban cambiando.

img_20171217_154008

Fuera de carta: Empanadillas caseras de cordero con menta: Obsequio de la casa, y que nos pidieron opinión de meterlas o no en la carta, a la que nuestra respuesta fue, un sí rotundo y que sí podíamos comer más, jeje. Las mejores empanadillas que hemos probado con diferencia, y mira que las hemos probado en muchos tipos, texturas y elaboraciones. La masa es fina, es delicada, es crujiente, es textura pura, y un sabor muy bueno. Lo genial de ellas, es que te invade el sabor a cordero, dejando una sensación tan agradable que para nada, el toque de menta o mostaza le resta protagonismo, al revés, lo ensalza. No entendemos como pueden cocinar algo tan rico. De verdad.

img_20171217_155219

Bocadillo de calamares: Estamos en la zona street y como se nota. Un papel de carnicería, y una elaboración con la que ganó el concurso, un bocata de calamares versión Carlos, deconstruido, para coger con las manos y disfrutar. De los platos que más nos sorprendieron y encantaron. El alioli que lleva, el calamar en tempura, tierno, suave, rico, sabroso, extenso en sabor, unido a una cebollita bien picada, un cebollino, mil elementos más, mil tipos de sales, varios tipos de salsas, caseras, y un pan que se rompía, que parecía bizcocho salado, de lo bueno que estaba, no hay palabras. Que elaboración más original y que sabor. De verdad, tremendo.

img_20171217_160711

Hamburguesa brioche de carrillera y lombarda encurtida: El pan nos enamoró. El brioche estaba tan tierno que se deshacía en la boca, y además, con ese sabor tan peculiar y tan rico. La carrillera, que contaros, que tenía una presentación vital, con un aroma, con un potente sabor, pero sobre todo con esa sensación de ternura, de horas de cocción, de amor, de mimo, de cuidar cada ingrediente a esa salsa que recubre esa carne de tanta calidad. La lombarda encurtida, le da ese toque diferenciador, que combina a la perfección con este bocado, y que te deja con ganas de seguir probando y probando. Sin duda, uno de los bocados más buenos.

img_20171217_153915

Detalle de toallitas para limpiarnos: Tras la zona street, las manos acaban pringadas ya que hemos pasado por esa zona de comer con las manos, con lo que te dejan estos botecitos, tan curiosos, que tocas en el medio y al momento salta una toallita húmeda que te permite dejarte como nuevo.¡Qué original!.

img_20171217_161504

Detalle de nuevos cubiertos y piedra para aguantarlos: Chulísimos, acabamos enamorados de los cubiertos.

img_20171217_161527

img_20171217_161644

Carabinero cabezón con cus-cus de remolacha y caldo de marisco con base vietnamita: Como vemos, la gamba es de grandes dimensiones, pero lo mejor es cuando la degustas, ya que es prácticamente insuperable. Primeramente te la dejan en el plato, y posteriormente como podemos observar, la envuelven en un caldo de marisco con base vietnamita que está para chuparse los dedos. La combinación asiática a un caldo de marisco de baja cocción, de gran cocinado, proporcionan junto a un producto tan estrella como una gamba marcada, bien condimentada, de gran tamaño, de sabor alucinante, y además, con ese cus-cus que no entendemos como puede quedar tan bien con el producto y que pueda dejar tan buen sabor de boca y sensaciones, nos dejan de verdad, anonadados. Brutal.

img_20171217_162658

 Cubiertos para la carne: No podéis obviar estos detalles, y no podéis decirnos que no os gustan. Que guay.

img_20171217_163331

Solomillo de cerdo con velouté de pimientas y humo: Os lo decimos ya, el mejor solomillo que hemos degustado. Cuando un producto tiene ese sabor, sólo queda rendirse a los pies de Carlos. El humo de la brasa, que impregna toda la carne, junto con esa salsa, de pimientas y la cebolla encurtida, te permite estar disfrutando de uno de los mayores placeres de la vida, y que te permite ser si cabe un poco más feliz. Casi no podíamos comer más, de todos los platos, de las grandes cantidades, de dejar cada rincón limpio de comida, pero nos lo tuvimos que acabar. Es brutal.

img_20171217_165157

Fruta de temporada con ron y helado: Una combinación de melocotón con un suave helado de vainilla casera, y una suave salsa de ron, combina una forma natural de llegar a la excelencia. No entendemos como podía estar tan buena la combinación. Seguro que don Carlos, habrá probado a combinar miles de helados, frutas, texturas, porque para llegar a conseguir el sabor que se brinda este plato, no es fácil, ni mucho menos. Estaba extraordinario.

img_20171217_170043

Muerte por chocolate: Chocolate en todas sus formas posibles, texturas, sabores y creaciones. Desde un bizcocho, que no tenía textura de bizcocho, que se deshacía, que parecía humo, pero con cuerpo, que tenía un sabor a chocolate intenso, fuerte, potente. Además, tierra de chocolate, una suave salsa de otro tipo de chocolate, espuma de chocolate, bombón en gelatina de chocolate y un suave helado de chocolate blanco, hacen que este postre, lo mejor dulce que hemos probado en nuestra vida. Es tal la sensación de texturas, de sabores, de sentimientos, de llorar por lo que estar comiendo, de bueno, de diferente, de lujo, de todo. Soberbio, de verdad, poco nos ha gustado tanto como este final. Gracias de verdad.

img_20171217_171248

Detalle de la cuenta: Viene en una calavera, para demostrar el lado “gamberro” de Carlos. Chulísimo.

No tenemos suficientes calificativos para denotar nuestra experiencia en en local Raíces de Carlos Maldonado, ya que para nosotros fue diez. Cada plato, que hemos ido explicando, nos sonrojaron, nos dejaron sin aliento, sin palabras, y lo único que se podía desprender de nosotros eran las caras de felicidad, de placer, de saber que estábamos disfrutando de unos placeres fuera de lo normales. La cocina no es superable, todo está al milímetro, todo está perfectamente combinado, todo tiene un sabor que es alucinante, y no podríamos quedarnos con un solo plato. Además, el menú te hace pasar por diferentes estaciones, dónde llegas a notar lo que busca en cada una, desde una tradición de antaño pero con su versionado, una zona street, más callejera, más macarra, más típica de los mercados orientales, y que tanto nos gusta, hasta una zona dónde degustar un plato cosmopolita, de mesa, de calidad, de marisco, de carne, y terminando por una zona dulce que es imposible elegirla mejor. Cada plato es mejor que el anterior, y el anterior es mejor que el próximo, no nos podemos quedar con uno. De verdad, os animo a todos a que probéis esta experiencia, que os hará llorar de alegría. Además, como os he contado, el local, tiene muchísimo encanto, ya que en todo momento ves la cocina, los detalles que tiene son chulísimos y además, Carlos no se esconde, Carlos sale, te abraza, se rie contigo, te cuenta un chiste, se sienta contigo, te cuenta los platos, habla contigo, todo. Es una persona que debemos admirar todos, por su forma de ser tan divertida, tan real, tan humilde, tan cercana, tan vital, tan radiante. Es una persona tan sumamente especial, que se le nota en los ojos, y gracias a él, podemos disfrutar de una gastronomía insuperable. De verdad, nos sentimos unos privilegiados de poder haber probado estos platos. Un auténtico placer.

Calificacion

Nota final: 9,9 / 10
Puntos positivos:  TODO. No tenemos palabras. Estamos en una nube.

Puntos negativos:  NADA.

Valoración final:  Es 10. Le dejamos la 0.1 décima, para que nos invite a probar otras nuevas creaciones y nos haremos todos los kilómetros que hay para volverlo a ver. Gracias Carlos.

info

Localización:

Horario

Jueves – Domingo: 13:00 – 18:00 y 21:00 – 01:00

Lunes, Martes y Miércoles: Cerrado

Otros datos de interés

Teléfono: 671 42 21 15

Web: http://raicescarlosmaldonado.es/

Calificacion_articulo

4.34 / 5 (44 votos)

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

10 Comentarios en “Planes

  • Nuria

    Muchísimas gracias por redactar con palabras todo nuestro trabajo e ilusión dentro y fuera de la cocina .
    Hace tiempo que sabemos que el local se queda un poco flojo , llevamos 20 años en el mismo y aunque hemos realizado infinidad de reformas nunca terminamos de finalizar por completo el proyecto , los últimos años de crisis nos dejaron en la tesitura de elegir entre calidad de producto o modernización del local. Pero nunca hemos perdido la visión de lo que nos falta , por eso en unos pocos meses nos trasladamos a un local nuevo y mas grande , con unas instalaciones a la altura de la cocina , para poder ofrecerles a amantes de lo bien hecho una experiencia completa .
    Decir que nos ha emocionado leer su artículo , ha descrito cada plato como nosotros lo creamos, sin dejar nada al azar .
    Un saludo , y esperamos verle en al actual y en el nuevo para poder seguir expresandonos con lo que mas nos gusta , nuestro trabajo .

    • Chitazi

      Buenas noches Nuria!!. Muchísimas gracias por tu comentario. La verdad es un lujo para nosotros que hayas podido leer nuestras palabras y encima de todo, emocionaros con las mismas. De nuestra visita a vuestro restaurante, se nos quedó grabado en nuestra memoria esa ilusión que se veía en los ojos de aquella persona que nos trató. Hay cientos de restaurantes con locales muy muy bonitos y que no tienen ni el 5% de ese alma que notamos nosotros allí. El local al fin y al cabo es meramente estético, y no tiene nada de importancia. Para nosotros, la calidad de la comida, la originalidad de los platos, pero sobre todo el amor que desprendéis, las inmensas ganas y es ímpetu, es alucinante, es digno de admirar y sólo os pedimos que nunca cambiéis. Nos hemos quedado admirados por vuestro trabajo y por el comentario. ¡20 años!, se dice pronto. Quien quiera que se ponga, con todas las dificultades que seguro que habéis pasado. Es muy díficil llevar una empresa, y después de tanto sudor y trabajo, seguís centrados en lo más importante, la calidad en los platos que es sublime. Por supuesto, esperamos que nos aviséis de la dirección, porque nos vais a tener allí, por supuesto. Íbamos a volver muchas veces de todas formas!!. Mi más sincera enhorabuena por el trato tan profesional, amable, cercano, por esa ilusión tan maravillosa, por ese esfuerzo durante tantos años, y por regalar a los clientes una auténtica maravilla de cocina, y encima a precios muy populares. Como os digo, el local es un detalle, simplemente para llegar al 10. Sois muy grandes!!. Nunca perdáis esa visión. Besitos Nuria y mil gracias!!

  • José Miguel

    Buenos días!! En primer lugar darse las gracias por la crítica y por la visita a nuestra casa, todo un placer para nosotros.
    Nos alegra saber que la comida fue de su agrado y nos deja un pequeño sabor agridulce el tema del servicio.
    La verdad es que intentamos que este también sea especial, explicando todos los platos y con un trato cercano. Si es verdad que el sábado noche fueron 127 comensales a la carta y se hace más complicado personalizar el trato. En cualquier caso gracias por el comentario porque nos ayudará a mejorar y te esperamos para probar más platos de nuestra carta.
    Saludos y muchas gracias!!

  • Isa Clares Mateo

    Estoy de acuerdo con todo,,,platos exquisitos con una presentacion impecable,,,un trato muy agradable,,,,me encanto..les deseo mucho exito,,,se nota q lo hacen todo con cariño

  • José maria

    Muy buenas soy el encargado de el cariño gastrobar le agrdezco los comentarios, y reconocemos tal fallos que ya estamos en su solución. Muchísimas gracias le esperamos muy pronto y que la próxima vez se haya producido el cambio para la mejora.
    Un saludo. direccion.